Disfunción eréctil. Posibles tratamientos

Tratamiento de la Disfunción Erétil

La disfunción eréctil se puede tratar a cualquier edad. La mayoría de las veces, los factores culturales y los mitos acerca del tema dentro de la sexualidad masculina impiden que los hombres busquen ayuda y apoyo profesional para abordar el problema. Aunque no es algo que se trate abiertamente la persona debe ser consciente de que cuanto antes se detecte el problema, antes se pueden tomar medidas para atajarlo y llevar una vida sexual satisfactoria.

Con respecto al tratamiento, el primer objetivo es la valoración en toda su dimensión y la toma de decisiones para efectuar una estrategia adaptada a las diversas opciones dentro de los tratamientos. Estos serán evaluados por el equipo médico, encabezado por el médico de familia y los especialista a convenir. El equipo médico básico suele estar formado por el especialista en urología o experto en andrología, que debe tratar este problema a fondo, cardiólogo, psiquiatra o psicólogo junto con el médico de familia.

Existen varias opciones de tratamientos médicos y quirúrgicos pero será el equipo quienes toman la mejor opción para el afectado, debiendo informar antes sobre el estado, los beneficios y los riesgos que puede o no llevar dicho tratamiento.

Los tratamientos más utilizados son:

 

Trantando la disfuncion erectil con Cuidados de Lea

 

Primera línea

Fármacos orales inhibidores de fosfodiesterasa tipo 5: es la opción de tratamiento menos invasiva. Su administración es por vía oral y siempre prescrito y supervisado por el médico.

La EMEA (Agencia de Medicamentos Europeos) aprobó tres tipos de inhibidores selectivos de la PDE5 para el tratamiento de la disfunción eréctil. No son fármacos para iniciar la erección directamente, sino que ayudan en la respuesta a la excitación sexual siendo necesaria una adecuada estimulación sexual para que se produzca la erección, lo que permite una adecuada respuesta sexual, casi fisiológica. La eficacia se define por la obtención de la rigidez suficiente para la penetración.

-Citrato de sildenafilo: fármaco que actualmente es considerado como el más conocido (Viagra®) para tratar la disfunción eréctil. Necesita de estímulo y estimulación sexual para producir respuesta en la erección.

-Apomorfina: es un antagonista dopaminérgico de acción central que mejora la función eréctil al incrementar las señales centrales naturales que se producen durante la estimulación sexual provocando la erección. Es un fármaco que se administra cuando existe dificultad momentánea de movimientos. Su administración es vía sublingual.

-Vardenafilo: es un fármaco incluso algo más potente que el citrato de sildenafilo. Sus efectos comienzan 30 minutos después de su ingesta.

-Tadalafilo: tiene un efecto de duración aproximado de 2 horas, tras 30 minutos de su administración.

 

Tratamiento con sildenafilo para la disfuncin erctil en Cuidados de Lea

 

Segunda línea

Dispositivo de constricción al vacío: es un método bastante seguro pero puede incluir dolor en el pene y entumecimiento, hemorragia subcutánea y problemas de eyaculación; motivo por el cual no se usa en jóvenes. El tratamiento consiste en la colocación de un cilindro de plástico sobre el pene fijado por una anilla. La bomba de vacío succiona el aire, provocando una presión negativa con la entrada del flujo sanguíneo en los cuerpos cavernosos produciendo el endurecimiento. La función de la anilla elástica es mantener la erección. El cilindro será retirado para realizar el acto sexual. La erección se mantiene hasta que la anilla se retira, no excediendo más de 30 minutos. Aunque no es una erección fisiológica, el pene adquiere rigidez suficiente para permitir la penetración.

Este método está contraindicado con tratamientos anticoagulantes.

Terapia transuretral: consiste en la aplicación local de fármacos convenidos, normalmente alprostadil, inyectando una pequeña dosis a través de la uretra para activar los procesos físicos que provocan la erección. Este método actúa unos 20 minutos después de su aplicación y la erección dura aproximadamente entre 1 y 2 horas.

Tratamiento con ondas de choque: es un tratamiento no invasivo e indoloro que genera ondas de baja intensidad, produciendo efectos de larga duración y resultados muy eficaces. Las ondas de choque penetran en la región (pene, músculo del periné, próstata, etc.) favoreciendo el aumento del riego sanguíneo del tejido eréctil denominado neovascularización, es decir, estimula la formación de redes de vasos micro vasculares; producen un aumento del porcentaje de fibras en el músculo liso, en cuerpos cavernosos beneficiando su almacenamiento, lo que permite lograr y mantener una erección completa.

No requiere la administración de ningún fármaco. Las ondas de choque se aplican sin anestesia y no produce ninguna reacción ni efectos adversos.

Tratamiento hormonal: sólo se puede hacer necesario cuando las causa vienen originadas por un problema hormonal y después de haber descartado otras causas endocrinológicas de insuficiencia testicular. Es necesario un seguimiento minucioso. Se requiere de la evaluación del antígeno prostático sérico y el hematocrito para comenzar con la administración hormonal de testosterona. Este tratamiento está contraindicado en hombres con antecedentes de cáncer de próstata o prostatismo.

Su administración es variada, en forma de píldoras, parches o inyectables, mejorando los niveles de testosterona. A su vez mejoran la energía vital, el estado de ánimo y la densidad de los huesos, aumenta la masa muscular e intensifica el deseo sexual en hombres mayores.

 

Tratamiento de constriccin al vacio para la disfuncin erctil_Cuidados de Lea Tratamiento con ondas de choque para la disfuncin erctil_Cuidados de Lea

 

 

 

 

 

 

Tercera línea

Cirugía de implante: por tratarse de un procedimiento invasivo e irreversible, debe limitarse a quienes tienen un componente orgánico severo, y que no responden a otros tratamientos, puesto que requiere de la implantación quirúrgica de una prótesis. En este procedimiento, el tejido eréctil puede ser lesionado de forma permanente al implantar estos dispositivos. También implica el riesgo de infección, especialmente en pacientes diabéticos o en pacientes con bajas defensas, por lo que no es el más apropiado.

Son prótesis cilíndricas e hidráulicas insertadas en el pene, que se activan mediante un mecanismo consiguiendo dar al pene suficiente rigidez para la penetración. No se nota ya que tienen un aspecto flácido que cambia a rígido cuando se activa dando al pene un aspecto más natural produciendo erecciones normales que no dañan la sensibilidad del mismo ni la eyaculación.

Tratamiento de implante para disfunciones erctiles_Cuidados de LeaAntes de comenzar cualquier tratamiento, los pacientes deben ser evaluados detalladamente. Del mismo modo, se hace evidente la necesidad de establecer unas pautas de actuación y coordinación claras, que sirvan de apoyo a todos los profesionales implicados en esta tarea.

 

Tratamiento psicológico

Toda Disfunción Sexual conlleva alteraciones psicológicas asociadas. La disfunción eréctil está relacionada con el estrés, la ansiedad o la depresión, aunque también deriva de otros problemas psicológicos.

El médico puede sugerir la visita al psicólogo o a un profesional de salud sexual como primer paso para resolver su dificultad o como tratamiento de refuerzo.

Otro tratamiento adicional a los anteriores mencionados es la terapia sexual. El asesoramiento psicológico y sexual resulta muy beneficioso en la disfunción eréctil ya que por su condición cultural, el hombre debe sentir que no es el único “ser en el mundo” que padece de ella. Además, también el asesoramiento es muy beneficioso para la pareja y su fructífera actuación en la relación.

Terapia psicológica y sexual: La terapia psico-sexual es otra alternativa más aunque ésta requiere de tiempo. El tratamiento se enfoca individual o en pareja donde se trabajan diversas técnicas de comunicación y ejercicios que han demostrado ser eficaces, apoyando a los tratamientos anteriores para disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria. En la actualidad existen protocolos para tratar la disfunción eréctil con una duración de entre 8 y 10 semanas. El objetivo de la terapia debe ser restaurar la satisfacción de la vida sexual en general y no sólo la erección rígida.

 

div{float:left;margin-right:10px;}
div.wpmrec2x div.u > div:nth-child(3n){margin-right:0px;}
]]>

Anuncios

Visita el artículo original en: https://cuidadosdelea.wordpress.com/go/sexualidad/disfuncion-erectil-posibles-tratamientos/

 

Author: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *