¿Qué es la pornografía?

La pornografía* surge como resultado de un mecanismo entramado de ensoñaciones diurnas donde ciertas actividades, generalmente pero no necesariamente sexuales, están representados en un texto, una imagen o un sonido destinado a la excitación genital. Esta representación adquiere la denominación de “pornografía” hasta el momento que se vincula con las fantasías conscientes o inconscientes del lector o el espectador porque realmente no hay nada pornográfico sin la fantasía que le otorga esa connotación. Lo que para alguien puede resultar pornográfico, por ejemplo coito grupal, para otro no lo representa.
Cada género pornográfico está basado en una necesidad perversa específica que respeta los detalles con la finalidad de activar la excitación en el sujeto; por ejemplo tratándose de una personalidad sádica la pornografía está dirigida a representaciones de actos crueles, humillantes, etcétera; de un fetichista representaciones de lencería, calzado, etcétera.
Como todas las perversiones, la pornografía es cuestión de gustos. El sujeto se identifica —conscientemente o no— con el personaje que observa, lee o escucha, ya sea desde una posición dominante o víctima; heterosexual u homosexual, según cada caso.
Como en todas las perversiones, el elemento central es un imaginario acto de venganza que resume toda la historia sexual del sujeto: fantasmas, recuerdos, fantasías, traumas…
En las fantasías (conscientes o inconscientes) articuladas con la pornografía existe una víctima, de hecho si no existe la víctima no es posible la pornografía.
El uso del material pornográfico es un acto perverso que tiene varios componentes, el más obvio, el voyeurismo. También existe el sadismo, algo regularmente muy disimulado (a menos que el sujeto sea un sádico patente); y por último, el masoquismo, un elemento que difícilmente acepta el sujeto porque se esconde detrás de una identificación inconsciente con la víctima.
Los actos perversos (no como Estructura) se presentan en los sujetos neuróticos o psicóticos, siendo necesarios para preservar y potenciar su excitación sexual, por cual la pornografía tendría como finalidad pretender corregir el desarrollo psicosexual por alguna inhibición y su uso simboliza una especie de ritual para contrarrestar dicha inhibición. Cualquier trayectoria bien definida y repetitiva de la sexualidad reduce la excitación a corto o largo plazo.

*Pornografía: Presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación.

div{float:left;margin-right:10px;}
div.wpmrec2x div.u > div:nth-child(3n){margin-right:0px;}
]]>

Anuncios

Visita el artículo original en: https://pothoshimero.wordpress.com/go/sin-categoria/que-es-la-pornografia/

 

Author: admin